La DFG presentará una querella criminal por los crímenes del franquismo en Gipuzkoa

La Diputación Foral de Gipuzkoa presentará una querella criminal por los crímenes del franquismo ocurridos en Gipuzkoa entre 1936 y 1944. Ejercerá de acusación popular en los casos de desaparición forzosa de Florencia Olazagoitia y José Ariztimuño, "Aitzol", en representación de las casi mil personas asesinadas y desaparecidas en ese periodo de tiempo.

La iniciativa viene sostenida con dos informes. El primer informe, realizado por la Cátedra UNESCO de Derechos Humanos y Poderes Públicos de la Universidad del País Vasco, considera que existen vías legales y argumentos suficientes para que la Diputación active la persecución de los delitos de motivación política cometidos en los años de la guerra y la postguerra en nuestro territorio.

El director de la Cátedra, Jon Mirena Landa, ha relatado que los crímenes franquistas deben considerarse como hechos de lesa humanidad por tratarse de “una política estatal de persecución sistemática que dio cobijo a asesinatos, muertes, detenciones ilegales, torturas, persecución y otros delitos”. Estos crímenes son imprescriptibles según Landa, y ha sostenido que “no hay amnistía que pueda borrarlos, si se toma en consideración el derecho internacional en derechos humanos”.

El segundo, el informe solicitado a la Sociedad de Ciencias Aranzadi sobre casos de guipuzcoanos y guipuzcoanas de las que se consta su asesinato o desaparición forzosa entre 1936 y 1944, recoge y documenta 979 casos, de los cuales 778 son casos de desapariciones forzosas¬¬.